martes, 1 de enero de 2008

Melodía


Desollo mi ser de falsos cascarones...y quedo temblando en la nitidez del firme instante que me desnuda.

Una transparencia poderosa se apodera de mis sueños, y revela el sonido pulsante de mi auténtico latido.

Esta vez, sólo soy capaz de escuchar desde mis vísceras...y danzo solitaria, la melodía sagrada que sostiene la fuerza de mi médula ósea.

Y envuelta en sus notas, como bendecida por sus tenues armonías, me transformo una y otra vez, reparando mis telas rotas, como una anciana araña que teje feliz, su destino...








© 2007 by Orquídea

2 comentarios:

Hôichi dijo...

yo intento quitarme las cáscaras de cebolla, pero no me importa llorar de emoción. Siempre me lleva por senderos inexplorados.

Feliz año, niña. Besitos

Conciencia Personal dijo...

tejiendo letras hermosas con seda.

besos, monique.