sábado, 23 de junio de 2007

La huída


Ven y alcánzame con la espuma de tu mar
mi prisa se calma con ese tipo de caricias
Entra y rompe el carozo de mi herida
estállalo con el don de tu palabra
Toma mi corazón y háblale suave
detén con tus algas la compulsión de mi huída
Pídeme dulcemente que esta vez no parta...
(o mejor, ordénamelo - feroz- si quieres...)
Porque siempre escapo de lo que me ensancha
porque me da miedo anclar en suelo firme
no puedo imaginar cómo frenar mis pasos
voraces , adictos...
Corro, deambulo,
vagabundeo
"sin rumbo."..-me digo- "siguiendo mi destino"
Acelero cada tramo y me despego del piso
fugaz, autónoma, lejana,
multiplicando y perpetuando cada una de mis fobias
generando más claustros en el medio del camino
(para evitar sentir en mi estómago el agujero de tu ausencia)
Me nombraba "Hija del polvo que levanta cada huella"
Hasta hoy creía que esa era mi libertad
(alas crecidas desde la bruma )
inmadura libertad, incompleta,
-fantasía de niña no crecida-
cómoda, evasiva, siniestra
Falsas alas de un cuerpo poco nítido
débil, temeroso...
Pero mi alma encallada pide a gritos que la mire
asumiendo el ardor que me trae la franqueza:
Lo que más anhelo es el calor de tu casa
intimidad emocional
fijeza de abrazos
promesas nutridas
-tu techo de estrellas-
mirar (desde adentro) llover por la ventana
un vaso de leche tibia
-tus manos-
dibujar juntos símbolos de vida
pintar una cuna
arreglar las paredes rotas...
reír
conversar
quedar en silencio mirándote a los ojos...
sentir serena, cómo en tu tierra fértil, mis raíces se hunden
creciendo hacia abajo
bebiendo a sorbos el barro nutritivo que me hace mujer
-vientre próspero cargado de semillas-
Creí que escaparía eternamente
pero con tu canto de sirena y viento
quizás ,esta vez, me quede (contigo) para siempre.






© 2007 by Orquídea


3 comentarios:

Hôichi dijo...

sinceramente real y alvio al mismo tiempo

besitos

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Amor. Es así. Cuando llega hasta le pierdes el gusto a la libertad. Y tienes ganas de echar raíces.

Reportera de interiores dijo...

Hola

te conocí en Linde5 y vine aquí a verte más. Me gusta lo que veo. Sintonizo con tu forma de decir las cosas. Este poema, entre otros, me gusta. Seguiré viniendo.

Un abrazo,

ana