martes, 16 de octubre de 2007

El Re-encuentro

B´H´
Pasteles y acuarelas
para pintar en tu cuerpo
un mapa que me lleve
adónde está tu secreto.
Debajo de las lágrimas
de lluvia transparente,
detrás de lo aparente
chispas desnudas
de los ojos de tu alma,
esos que saben mirar
y predecir en lo incierto
el abrazo más corpóreo.
Huesos y carne
del azul más oscuro,
estrellas sin piel
cometas sangrando...
arterias que irrigan
la Creación y la pausa...
silencio profundo que canta tu pulso.
Hay una sed tan arcaica,
quemada por el desierto
que busca saciarse
en tus besos,
desesperada de ardores
reseca de arena hirviente
disecada de temores...
sólo pide agua dulce
-no mares huracanados -
sólo desea tu boca
- no candados encerrados-
Óleos y tintas rojas
para dibujar en mi vientre
laberintos que te llamen
y desvanezcan tu prisa.
Mundos nuevos
que se abran
para recibirte entero,
como cálices sagrados,
lunas crecientes
donde volcar los
manantiales frescos
de tu divina presencia.
Giro y suelto cada gota
de mi exilio
ya no sigo andando sola...
rezo tu nombre innombrable
y desprendo de mis labios
(para siempre) el abismo crepitante
de tu ausencia.
Pinceladas y pigmentos
dibujan tu cielo en mi tierra;
bendito arte del re-encuentro.
Y tus constelaciones brillan en mis pupilas
ilminando las dudas
como promesas y chispas
de tu visita futura...
Amén
© 2007 by Orquídea

1 comentario:

Hôichi dijo...

son como montañas tan inalcanzables de tan sobado es su ilusión