miércoles, 16 de mayo de 2007

VER


Sombría
siniestra
opaca
sin sentido
opuesta
encarcelada
seca
enceguecida...

Se arremolinan en mí
los ardientes danzantes.
Intentan tragarme
con sus gargantas hirvientes.
Bailan desenfrenados
marcando círculos en el aire
de energía centrípeta,
que late en el centro
como un corazón de
hierro fundiéndose.

Me absorben desde
el punto del medio,
eje vital que me succiona
hasta rasgar mis velos.
Las vendas se caen
entonces, de mis ojos.
Todo es caos y
desprendimiento,
maremotos internos
donde te suelto
y te suelto
y te suelto
y no paro de soltarte...

En trance me muevo frenética
con la furia de la diosa Kali
y no paro de cortar las cadenas
que me atan a ti.

Estoy perdida,
sólo se que debo danzar
y girar
y girar
y no parar de girar...
y de pronto soy cuchilla
filo
tijera
guadaña
soy la nada de mí misma
me deshago
me disuelvo
danzo extasiada por
horas
meses
siglos
hasta volverme
polvo de estrellas...

...y desaparecida,
habitante de la no existencia...
una madrugada tibia
vuelvo a aparecer...
...esta vez, la mirada
se ha enguagado
y puedo...sincera
y sin miedo...VER.
Veo
que no soy
una extensión de tus células
Veo que de aqui en adelante
deberé animarme
a latir la vida
desde mi propia sed.
© 2007 by Orquídea

3 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hermosisimo... me gsutó muchos estas letras, repletas de sensaciones y aromas.
Te espero siempre.
Un abrazo desde la otoñal Buenos Aires.
MentesSueltas

(j.g.) dijo...

"Sombría siniestra opaca sin sentido opuesta encarcelada seca
enceguecida"... ADJETIVADA.
y aún así toda mujer escapa a lo nombrable.
mis respetos

Sirena dijo...

El arte le tienes tú, amiga. Yo sólo recopilo poesía, tú escribes textos tan bellos como este. Precioso, este y todos los que tienes. Una delicia leerte, amiga. Haces un gran trabajo. Te abrazo. ;)